» » 10 consejos para mantener tu mente ejercitada y activa

10 consejos para mantener tu mente ejercitada y activa

Publicado en: Blog | 0

Los participantes de un estudio de la Federación Internacional del Envejecimiento llevado a cabo en Canadá sabían que es posible mantener sano el cerebro, pero más de la mitad de ellos admitieron que desconocían cómo hacerlo. “Nuestro cerebro es la clave para una buena salud en el cuerpo. Por tanto, tenemos que dar los pasos necesarios para protegerlo al mismo tiempo que lo estimulamos”, dice el experto en geriatría Michael Gordon. A medida que envejecemos, nuestro cerebro también va experimentando cambios. Disminuye su tamaño y algunas de sus células se debilitan o llegan a morir. Como cualquier otro órgano de nuestro cuerpo, el cerebro sólo puede mantenerse en forma si lo estimulamos. “Parece que el hecho de ejercitarlo ayuda a retrasar su degeneración, a modificar la pérdida de memoria y a mejorar diversas actividades mentales”, afirma. Para entrenar el cerebro, hay que empezar observando nuestros hábitos diarios. Examinar la dieta, el ejercicio físico e incluso el camino que hacés habitualmente hasta el trabajo, ayuda a mejorar la agudeza del cerebro y la salud en general. Si bien es cierto que algunos alimentos específicos como los pescados grasos y las dietas bajas en grasas saturadas contribuyen para un envejecimiento cerebral saludable, Gordon asegura que con simples gestos como ingerir más frutas y verduras y restringir las porciones extra, podemos estimular nuestra cabeza.
Practicá juegos mentales
Los crucigramas o los sudokus pueden ser buenos para tu cerebro. Al requerir cálculos básicos y habilidades ortográficas, los juegos mentales ponen retos a nuestra cabeza y nos hacen pensar.
Hacé ejercicio
Ejercitar el cuerpo también supone ejercitar la mente. Llevar a cabo entre 30 y 60 minutos de ejercicio diario como yoga, ciclismo, natación, salir a caminar o cuidar el jardín es una forma sencilla (y divertida) de estimular el cerebro.
Comé sano
Las dietas que incluyen una gran variedad de alimentos sanos contribuyen a la salud del cerebro. “Limitá el consumo de cafeína, alcohol, sal, y de alimentos con alto contenido en glucosa y sus equivalente comerciales (azúcar, sacarosa), porque incrementan el riesgo de contraer enfermedades como diabetes, tensión arterial y derrames cerebrales”, explica el especialista.
Socializá
Dedicá algunos minutos para ponerte al día con las novedades televisivas o para comentar algún acontecimiento. Compartir con la familia y los amigos ayuda a mantener nuestro cerebro actividad.
Aprendé algo nuevo cada día
Desde leer o probar una nueva receta hasta aprender una palabra o tomar una ruta diferente para ir al trabajo. Salir de la rutina y probar cosas nuevas ayuda a estimular y a desafiar tu mente.
Aprendé un idioma
Hay estudios que demuestran que el bilingüismo contribuye a un mejor envejecimiento cerebral. Además, el cerebro sale así de su zona de confort.
Hablá con tu médico
Gordon aconseja que, si tenés más de 55 años, te hagas revisiones de forma regular para comprobar tu salud cerebral. “La incidencia de enfermedades como la fibrilación auricular se duplica pasados los 55 y aumenta el riesgo de sufrir un derrame”, asegura.
Leé
Libros, blogs, actualidad… Todo lo que sea leer ayuda a tu cerebro a aprender palabras nuevas y a trabajar la memoria.
Tomá mucha agua
A menos que tu situación médica requiera una cantidad específica de agua, trata de beber al menos entre seis y ocho vasos al día.
Escuchá música
Todos sabemos que la música es una buena terapia y el doctor Gordon afirma que las melodías instrumentales sin letra nos ayudan a concentrarnos: “Aunque no se haya demostrado todavía que mejore la función cognitiva, existen pruebas de que la música estimula la función cerebral y reactiva los recuerdos importantes y positivos, lo cual puede ser muy útil para las personas que padecen demencia”.
Con información de : Huffington Post